Quantcast

III. CONGELACIÓN

Organiza tu congelador aprovechando el espacio y ordenándolo adecuadamente.


Congelar en porciones, dosificar correctamente, mirar fechas… consejos aquí.


Alimentos que nunca pensaste que se pueden congelar.



Aunque casi todo se puede congelar, no es conveniente congelar:
1. Las preparaciones cuyo ingrediente básico es la gelatina como los áspics, porque al descongelarlos la gelatina se vuelven líquida.
2. Los huevos enteros, porque los líquidos se dilatan al congelarse, y al aumentar el volumen de la clara, los huevos pueden estallar. Es preferible abrir los huevos y ponerlos por separado en frascos esterilizados.
3. Las verduras de hoja si están crudas, para utilizarlas en ensalada (debemos blanquearlas), al congelarlas crudas el frío, las marchita.
4. Ni sopas o cremas compradas, ni preparaciones con fécula de maíz, ni mayonesa comprada, porque al descongelarlas se cortan y se dañan.
5. Las claras batidas a punto de nieve como por ejemplo: merengue italiano, porque al no tener medio graso, una vez descongelados, toman consistencia plástica y chiclosa.
6. No debe congelarse nuevamente lo que antes estuvo congelado salvo que se cocine previamente o se utilice en la elaboración de otras recetas y si se pueden congelar (ejemplo la carne picada cruda, no, pero la salsa boloñesa para pasta ya elaborada con esa misma carne, si).
7. La máquina de fabricar helados. El intenso frío endurece rápidamente los ingredientes y traba las paletas.
8. Algunos envases de vidrio, porque si no están bien templados estallan.
9. Los recipientes con líquidos, o comidas con salsa, llenos hasta el borde, porque se corre el riesgo de que, al congelarse y aumentar el volumen, salten las tapas o se figuren o rajen los recipientes exponiendo los alimentos al frio intenso.
10. Los huevos duros enteros, al descongelarse la clara toma una apariencia desagradable y una textura de espuma-plast. Sólo pueden congelarse si están bien picados y mezclados con otros alimentos en recetas.
11. El yogur descremado, crema de leche con un contenido graso menor al 35% y leche con menos del 3% de contenido graso.
12. Los alimentos demasiado condimentados, porque el frío intensifica los sabores de las especias.

Fuente: Recetas Ana Alvarez

Pin It on Pinterest

Share This

¿Usted acepta el uso de cookies? Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar