Quantcast

Salsa mexicana

La salsa mexicana o “pico de gallo” es el acompañamiento más común de cualquier plato mexicano. Hay muchas variantes, pero la más común es ésta.

– 500 gr. de tomates
– 2 cebollas
– 1 pimiento jalapeño o guindilla (fresco)
– el zumo de 1 limón
– 2 cucharadas de aceite de oliva
– 1 cucharada de hojas de cilantro picadas (o perejil)
– sal y pimienta negra de molinillo

Escaldamos los tomates y los pelamos. Cortamos en cuatro y quitamos las pepitas (si no os molestan podéis obviar este paso).
Los troceamos en trozos muy pequeños y lo ponemos en un bol.

Pelamos las cebollas y las troceamos. Calentamos el aceite en un cazo y rehogamos en él la cebolla hastas que se ponga transparente (también podemos añadir la cebolla y el aceite en crudo).
Añadimos al bol con el tomate.

Lavamos el pimiento, lo cortamos y le quitamos las semillas. Lo picamos también muy fino.
Llevamos a ebullición un poco de agua en un cazo y cocemos el pimiento durante unos 2 ó 3 minutos. Sacamos, dejamos enfriar y lo mezclamos con el tomate y la cebolla.

Añadimos el zumo de limón, el cilantro o perejil y salpimentamos.

Esta salsa se sive fría. No se conserva más de dos días en el frigorífico.

*Si no tenemos jalapeños o guidilla fresca podemos utilizar pimiento normal (rojo, verde…) y añadir unas gotas de tabasco® para darle el toque picante.

*Salsa mexicana (en crudo)

Pin It on Pinterest

Share This

Si continúa utilizando este sitio, usted acepta el uso de cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar