Quantcast

Tarta de chocolate y castañas

Esta receta ha sido todo un éxito entre quienes la han probado, hasta a mí (que no soy nada chocolatera ni golosa) me ha gustado.
Es relativamente fácil, sólo hay que montar bien los huevos, lo que hará que el bizcocho quede ligero y esponjoso.
Apta para celíacos.


Las castañas podemos usar ya procesadas, para no llevar el trabajo de pelarlas y demás. Pero si las tenéis frescas, podéis pelarlas fácilmente en el microondas.
Yo os recomiendo usar «Marron Glacé», que también podéis hacerlo de un forma rápida en casa. Ver receta aquí.

Fuente: El comidista

  • 250 gr. de castañas peladas, asadas o cocidas (pueden ser de bote)
  • 150 gr. de chocolate negro
  • 100 gr. de mantequilla
  • 100 ml. de leche
  • 3 huevos
  • cacao puro en polvo (para espolvorear)
  • azúcar (2 cucharaditas + 75 gr.)
  • nata montada o crème fraîche (para servir)

Precalentamos el horno a 180ºC.

Engrasamos con mantequilla un molde de redondo de horno de unos 22-25 centímetros, mejor de silicona.
Si cubrimos la base con papel de horno, será más fácil desmoldarlo después.

Fundimos la mantequilla y el chocolate a «baño maría».
Yo lo hago en el microondas al 50% de potencia durante 4 minutos. Mezclamos bien y dejamos que temple.

Mientras, en un cazo al fuego ponemos las castañas con la leche y las dos cucharaditas de azúcar. Dejamos que cuezan 5 minutos y, cuando estén blandas, las aplastamos con un tenedor y dejamos enfriar la crema. Este paso también podemos hacerlo en el microondas.

Las castañas que he utilizado y cómo las he procesado.

Ahora montamos los huevos con el azúcar hasta que tripliquen su volumen.
Yo lo hago en thermomix poniendo la mariposa en las cuchillas programando 10 minutos, velocidad 3 y ½. Si los huevos no están a temperatura ambiente, a los 5 primeros minutos les programo 37º.
(Con varillas eléctricas nos llevará algo más).
Se volverán esponjosos y de un color amarillo pálido.

Ahora que tenemos todos los ingrediente templados, mezclamos bien la crema de castañas y el chocolate.
Incorporamos con cuidado el conjunto a los huevos montados con una espátula, con movimientos envolventes (para que los huevos pierdan el menor aire posible), batiendo lo justo para conseguir una crema homogénea.

Vertemos en el molde y horneamos 30 minutos hasta que la capa superior se empiece a cuartear.

Sacamos del horno, dejamos enfriar un poco, desmoldamos y dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla.

Espolvoreamos con cacao y servimos con nata montada (sin azúcar) o crème fraîche con un poco más de cacao por encima.

Fuente: María’s Recipe Book

Pin It on Pinterest

Share This

¿Usted acepta el uso de cookies? Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar