Quantcast

Vieiras al horno

Esta receta es una variación de cómo ha hecho mi abuela las vieiras toda la vida. Simplemente confito la cebolla en vez de sofreirla, utilizo un vino dulce en vez de blanco y espolvoreo con pan provezal (pan rallado + ajo + perejil) en vez de pan rallado sólo.

– 8 vieiras con su concha
– 3 ó 4 cebollas grandes (sobre 700 gr.)
– aceite de oliva virgen extra (AOVE)
– 1 tomate maduro
– una pizca de pimentón dulce
– 1 chorrito de vino dulce (en este caso, moscatel)
– 50 gr. de jamón serrano
– pan rallado
– 2 ó 3 dientes de ajo
– unas hojitas de perejil
– sal gruesa

Lo primero que tenemos que hacer es limpiar las vieiras. Aquí os dejo un vídeo para que veáis cómo hacerlo. (Ver vídeo)
Después de limpiarlas, reservamos en el frigo, colocándolas de manera que escurran el agua sobrante.

Mientras preparamos el sofrito.
Pelamos las cebollas y las picamos finamente.
En un cazo con el aceite suficiente ponemos a sofreir a fuego medio la cebolla. Damos unas vueltas para que el aceite pringue bien cada trocito de cebolla y bajamos el fuego al mínimo. Colocamos la tapa y dejamos que ablande y se confite.
El tiempo variará dependiendo de muchas cosas (el tamaño del corte de la cebolla, la temperatura del fuego, la cantidad de aceite…), por eso es mejor estar pendiente y dar unas vueltas de vez en cuando. No deberíamos necesitar más de media hora.

Cuando veamos que la cebolla está pochadita, añadimos el tomate rallado, o picado muy fino, y sin pepitas (preferiblemente), una pizquita de pimentón, la sal y un chorrito de vino dulce (si no tenemos, echamos un poco de vino blanco).
Dejamos que todo se integre bien, siempre a fuego bajo, pendientes de que no se pase.
Justo antes de retirar del fuego, añadimos el jamón picado. Puede ser en taquitos, picado con una picadora, haciendo tiras de lonchas finas… Dependerá de cómo querramos encontrarlo en nuestras vieiras.
Reservamos la fritada hasta el momento de montar las conchas.

Ahora en un mortero machacamos ajo, sal y perejil. Cuando tengamos el majado bien hecho incorporamos 2 ó 3 cucharadas de pan rallado y mezclamos muy bien.
Este pan provenzal (delicioso para rebozados) lo podemos preparar en la thermomix triturando el ajo y el perejil con trozos de pan duro.

Precalentamos el horno a 170º.
En una bandeja colocamos las conchas. Si vemos que “bailan” mucho podemos hacer un “asiento” con papel de aluminio.
Echamos unas arenitas de sal sobre la carne cruda de las vieiras (sin pasarse, que la salsa ya lleva, y el jamón y el pan rallado también aportarán algo).
Vertemos el sofrito de cebolla sobre las vieiras. Un par de cucharadas serán suficientes, todo dependerá de nuestro gusto, la cantidad de sofrito que nos haya salido, el tamaño de las vieiras…
Por último espolvoreamos cada concha con la mezcla de pan rallado, ajo y perejil. No demasiado, lo justo para que una vez horneadas tengamos una costrita sabrosa.

Introducimos al horno durante 15 – 20 minutos. Aunque lo mejor es vigilarlas poco a poco.
El tiempo variará de la temperatura que tenga el sofrito, de cómo nos gusten de tostaditas, del tamaño de las vieiras, del horno… etc.

En cuanto veamos que la superficie está dorada, y la cebolla haga burbujitas, listo!

Fuente: María’s Recipe Book

Pin It on Pinterest

Share This

¿Usted acepta el uso de cookies? Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar