Quantcast

Fundido de queso con gambas


En esta provoleta he utilizado un queso gallego, delicioso y que funde muy bien: el Arzúa-Ulloa. Su sabor, textura y cremosidad admite muchas combinaciones, pero en este caso he apostado por una muy original, con gambas.

– queso Arzúa-Ulloa
– gambas peladas
– perejil
– ajo picado
– vino blanco
– aceite de oliva virgen extra

Precalentamos el horno a 180 grados.
Ponemos un chorro de aceite en la sartén y cuando esté caliente pochamos el ajo picado. Salteamos las gambas cuidando que el ajo no se queme, añadimos un chorrito de vino blanco, una pizca de sal, y espolvoreamos con perejil picado.

Preparamos el fundido de Arzúa:
Colocamos unas tajadas de queso en una cazuelita de barro y vertemos un poco del caldo de las gambas.
Metemos la cazuela en el horno unos minutos hasta que comience a fundir. Retiramos y añadimos las gambas en la superficie. Volvemos a introducirla en el horno hasta que funda del todo.

La cazuela mantiene el calor durante bastante tiempo, pero conviene cocinarlo y sacarlo de inmediato a la mesa, para que no pierda propiedades.

Servimos acompañado de cualquier tipo de pan, grissines, picos… y del vino blanco que hayamos utilizado para preparar la receta, bien fresquito.

Queixo Arzúa-Ulloa, Denominación Xeográfica Protexida.

Fuente: María’s Recipe Book

Pin It on Pinterest

Share This

¿Usted acepta el uso de cookies? Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar