Quantcast

Gazpacho de sandía Thermomix

Éste es un gazpacho diferente al típico de tomate, aunque también lleva bastante cantidad de él.

La sandía es una fruta muy refrescante, fina y ligera, por lo que nos resultará un gazpacho igualmente suave, fresco e ideal para dietas (porque además de llevar poco aceite, no lleva pan).

Lo más engorroso para preparar esta receta será sacar la semillas a la sandía. En el mercado hay unas sin pepitas (conocidas como «Sandía Fashion») que nos vendrán genial para esta receta.

*Pero si la que tenéis es con semillas, os cuento un truquillo para no tener que despepitar la sandía a mano:
Ponemos los trozos de sandía (sin piel) en el vaso de la thermomix. Programamos velocidad 4 o 5, y vamos viendo por el bocal cómo se deshace la fruta hasta conseguir un puré ligero. La sandía contiene muchísima agua y se licuará con mucha facilidad.
Como el grado de trituración no es muy potente, éste no afectará a las semillas, que quedarán intactas. Así sólo tendremos que colar este jugo. Utilizamos el cestillo, que tiene unas aberturas bastante amplias, pero por las que no pasarán las pepitas. Sólo queda añadir al vaso con el resto de los ingredientes y procesar como cualquier otro tipo de gazpacho.

– 400 gr. de pulpa de sandía
– 500 gr. de tomates
– 40 gr. de cebolleta
– 40 gr. de pimiento verde
– 1 ó 2 dientes de ajo
– 20 gr. de vinagre
– 200 gr. de cubitos de hielo, o de agua (opcional)
– 1 cucharadita de sal
– pimienta molida
– 50 gr. de aceite de oliva virgen extra

– jamón serrano, huevo cocido o picatostes (para presentar)

Troceamos la sandía y eliminamos las pepitas tal como os he explicado en la introducción.

Ponemos todos los ingredientes en el vaso excepto el aceite de oliva y trituramos 3 minutos, velocidad progresiva 5-10.

Añadimos el aceite y emulsionamos, 1 segundo, vaso cerrado, botón turbo.

Servimos muy frío.

Podemos presentarlo en un plato hondo, espolvoreado con jamón picado, unas gambas cocidas y frías, unos trocitos de melón, o lo que se nos ocurra… y con un hilo de aceite de oliva virgen extra. También a modo de chupito, como aperitivo; o en vaso, para beberlo directamente si os gusta muy líquido.

Fuente: María’s Recipe Book

Pin It on Pinterest

Share This

¿Usted acepta el uso de cookies? Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar