Quantcast

Pastel de Pescado,Thermomix, Sin Horno

Receta de pastel de cualquier pescado, se puede aprovechar lo que haya podido sobrar de hacerlo a la parrilla o al horno, con solo limpiarlo de espinas y piel para poder realizarla.

El resultado, buenísimo, podremos usarlo como relleno de crêpes, tartaletas, canapés decorándolos con mahonesa o salsa rosa y gambas o langostinos.

pastel-de-pescado-thermomix-sin-horno

Ingredientes

  • 500 gr. de pescado ya cocinado, sin piel ni espinas (en este caso, coruxo o corujo)
  • 200 ml. de nata liquida
  • 4 huevos
  • gambas cocidas (a voluntad, cuantas más mejor)
  • palitos de cangrejo (surimi)
  • 100 grs. de tomate frito
  • sal
  • 1 poco de majado de ajo y perejil
  • mantequilla o aceite (para el molde)
  • galletas mariñeiras, tostadas, biscotes u otro tipo de pan (para acompañar)

 

Preparación

  1. Ponemos en una olla a hervir agua con sal y una hoja de laurel (aunque también podemos preparar un caldo corto con media cebolla, ajo, laurel, un chorro de aceite, otro de vino blanco…)
  2. Cocemos durante 10 minutos el pescado, debe quedar bien cocido pero sin pasarnos. Podemos aprovechar el útimo par de minutos para cocinar las gambas. (A no ser que lo tengamos ya cocinado y queramos aprovechar los restos de otra preparación).
  3. Escurrimos bien, dejamos que temple y desmenuzamos la carne, desechando las espinas y la piel.
  4. Vertemos en el vaso de la thermomix, agregamos las gambas, el surimi, los huevos, la salsa de tomate, la nata, el diente de ajo majado con un poco de perejil y una pizca de sal (recordad que el pescado ha sido cocido en agua salada).
  5. Batimos todo muy bien en la thermomix, a velocidad 6, para conseguir una pasta homogénea.
    Ahora programamos 15 minutos, 90º, velocidad 4.
    Cuando termine el tiempo rectificamos de sal si fuese necesario y trituramos de nuevo, esta vez en velocidad 8, hasta que esté bien fino.
  6. Vertemos en un molde alargado (o 2 cuadrados, más pequeños) untado con un poco de aceite o mantequilla y nivelamos bien con una espátula.
  7. Cuando el pastel se temple, lo metemos en la nevera hasta el momento de servir, que es cuando lo desmoldaremos y lo presentaremos en la mesa, para que cada comensal lo unte a su gusto.
  8. Podemos servirlo con cualquier tipo de pan, tostadas, biscotes… aunque yo he elegido galletas mariñeiras Da Veiga, un pan tipo crackers que le va estupendamente a este tipo de patés. Podemos elegir entre la versión clásica, especial canapés, sin sal, con mantequilla, con aceite de oliva, con algas…
  9. Incluso disponen de una línea de producción ecológica.

Fuente: María’s Recipe Book

Pin It on Pinterest

Share This

¿Usted acepta el uso de cookies? Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar